top of page
Diseño sin título (5).png

Blog

15 razones de «¿Por qué nadie publica mi novela?»

Hace dos años leí ¿Por qué nadie publica mi novela? de la autora Fay Weldon. En su libro, con un tono humorístico y una actitud que te hace salir del modo víctima, da consejos sobre el mundo editorial y el mundo de la escritura para que conviertas tu novela en un producto por el que las editoriales apuesten. Es por eso que te comparto 15 razones y consejos que aprendí de ella.


Portada de ¿Por qué nadie quiere publicar mi novela?

Nadie publica tu novela porque...


  1. No entiendes las necesidades de las editoriales. Debes saber que les llegan entre 10 a 30 manuscritos solicitados diarios, por lo que enviar algo de lo que no estás seguro o con muy poca calidad será una forma segura de que lo descarten.

  2. Tu novela es entretenida, pero no tiene un gancho lo suficientemente fuerte. Si este es el caso, los de marketing no querrán apostar por ella.

  3. Eres un escritor que no ha desarrollado la habilidad de ser introspectivo, así que escribes sin desarrollar un estilo propio.

  4. No sabes eliminar las palabras que sobran ni extender con las que merecen la pena hacerlo. Es un instinto que se va desarrollando y que debes aprender.

  5. No eliminas los excesos de adjetivos, adverbios, gerundios, hay escasez de «dijo» y abundancia de nombres rancios.

  6. En tu carta de presentación a la editorial no incluyes el género literario de la obra ni por qué la escribiste, tampoco cuál es (a tu entender) el mercado potencial y sus aspectos positivos. Debes saberte promocionar sin alardear.

  7. No comprendes que por cada rechazo que llega, es una oportunidad de ver en qué podría estar fallando tu novela. Si ese rechazo no provoca o te hace buscar fallos, entonces es una batalla que que no generará una nueva victoria.

  8. No respetas al lector, solo buscas su admiración, cuando el secreto es más bien que te vean como el amigo que no los fastidia. Al terminar tu libro, lo que se busca es que no sientan que desperdiciaron su dinero.

  9. Tus personajes son incómodos. Nadie quiere pasar tiempo con alguien que le desagrada todo el tiempo.

  10. No borras las esas escenas y oraciones que no aportan nada.

  11. No tomas en cuenta que al lector no le importan tus gustos ni forma de ver la vida, tampoco si quieres la paz mundial. Él solo quiere saber lo que ocurrirá con la protagonista, así que deshazte de los discursos propios que interrumpen la trama.

  12. No escribes diálogos cortos. Es mejor que sean breves, ya que este elemento de la ficción es uno de los más difíciles de manejar.

  13. Olvidas que el lector busca entretenimiento, explicaciones, comprensión, empatía, solidaridad, un sentido del orden y justicia. ¡Dáselo!

  14. Buscas un agente literario promocionándole tu calidad literaria. A él no le importa eso, sino que tu producto pueda tener consumidores.

  15. Olvidas que el trabajo del escritor importa, te infravaloras, puesto que no estás al tanto que un autor le da empleo a agentes literarios, redactores, editores, diseñadores, impresores, tipógrafos, libreros, representantes de ventas, publicistas, maestros, profesores, críticos, reservistas, periodistas, bibliotecarios, organizadores de festivales, estudiosos, historiadores, comentaristas culturales y comisarios de todo tipo.


El truco final es no rendirse, siempre y cuando estés al tanto de mejorar, de buscar los puntos débiles y fuertes de tu escrito. Después de todo, ese fue el camino de la mayoría de autores que hoy tienen sus obras publicadas.


@andresbeltanien

2 Comments


Qué interesante!! Seguí sin rendierte mijo hasta que publiquen tus novelas y cuentos!!

Like
Replying to

Así es, mama, un libro excelente. Sí, no paro hasta que se logre. Gracias por leerlo. ☺️

Like
Violet Graphic Design Book Cover.pdf.png

¿Qué pasó con las princesas de los cuentos más famosos cuando llegaron a ancianas?

​Léela gratis dando clic a la portada

bottom of page